0
(0)

En los inicios de los tiempos de la radiodifusión, aquellas voces, … Las “bonitas”, “elegantes”, ”seductoras” eran las que mejor se cotizaban en el medio. 

Las “mágicas” voces de la radio, redondas, completas en palabras, eran las que se robaban los corazones y la atención de la audiencia. 

Voces penetrantes salientes de los hombres, una atrayente y sensual voz emitida por las mujeres, eran las voces seleccionadas para la locución.   De tal manera, aquel que no sacaba un “Dios de la seducción” de su garganta, o aquella que no tenía voz como “canto de jilguero” no servía para locutor o locutora, dado el caso.

Así, solo unos pocos tenían la fortuna de poseer sus “divinas” cuerdas vocales, que les permitían inclusive lograr fama tras hablar por el micrófono. 

Y yo me pregunto, … Los que tienen una voz muy particular, así como la mía, como la voz de mi guapa vecina y la de su estudioso hijo.  ¿Será acaso que no podemos aspirar a formar parte de un equipo de locutores.?


 


Las voces de la radio. ¿Voces radiofónicas?

La fascinación y lo real.

Muchas personas, inclusive con preparación académica, sienten ciertos complejos ante aquellas cautivadoras voces de la radio, que la mayoría admiran.   Así, cuando las escuchan, esas voces son divinas, son admirables, son envidiables, son lo mejor que se escucha.

De tal manera, aquella fascinación, engrosa de manera prejuiciosa un privilegio, asignado a los “talentosos”, “los bonitos del medio”, “los grandes personajes”.

No obstante, existen otras personas que también admiramos y justamente no se destacan por tener un fascinante timbre de voz.  Pues, resulta que cuando escuchamos a alguien, nos fijamos más en lo que dice y la gracia con que se expresa, más que si tiene un bonito tono de voz.

Entonces, si nos guiáramos al 100% por una voz fascinante, no admiraríamos a aquellos líderes políticos que probablemente nos terminan convenciendo con sus propuestas, más que por su casualmente “áspero” timbre de voz. 

También no podríamos los hombres, soñar despiertos con una sensual mujer, cuando la locutora que no conocemos, inclusive es alguien que su físico no podría ser de nuestro agrado.  

Así mismo, las mujeres, que sin conocerlo no podrían imaginar al guapo galán detrás del micrófono, cuando en realidad es un “regordete”, “bajo de estatura”, etc. y no está entre su “tipo” de hombre que le gusta físicamente.

Quizás también te guste: 18 Tips para evitar problemas con tu voz y ser un buen locutor

 

Pero, … ¿Y las voces radiofónicas?

Las “voces radiofónicas” no existen, pues, en la radio hay espacio para todos los timbres y todas las formas de expresión hablada.  Cada caso radica en buscar la mejor manera de acomodarla, en uno u otro programa.

Así, una cuña radial, en donde debe prevalecer una voz sensual, no se grabará con aquella voz “ronca” o “chillona” que desvíe el objetivo publicitario.  Por otra parte, una voz grave no será apropiada para la conducción de un espacio juvenil.  De igual manera, una voz suave o seductora puede ser muy útil para la actuación en radionovela, pero no para leer una noticia. 

Es decir, todo debe acoplarse de acuerdo a los requerimientos y en una radio son bienvenidas todas las voces.  Se define así, la selección de las voces de la radio con una actitud democrática, en cierto grado flexible y tolerante.

 

Entonces, … ¿Quién puede ser locutor o locutora?

Prácticamente, la mayoría de personas podría aspirar a la locución.  Pero, … Lógicamente, aquellas que tienen voces demasiado nasales, tartamudas, chillonas o muy guturales, podrían no servir para la animación de un programa, a pesar de que se las imite, por ejemplo, en un segmento de chistes.

De tal manera, si atendemos al funcionamiento de las cuerdas vocales, podemos decir que nueve de cada diez personas sirven para hacer uso de un micrófono.

Así mismo, ocho de cada nueve personas, manifiesta tener mejores condiciones que aquellos pocos privilegiados, respecto a poder establecer una relación social favorable.  Esto, lógicamente, orientado al trato con la gran mayoría de la audiencia, que tiene una voz común.

Es decir, “la voz del locutor podría ser algo muy particular e independiente” de que alguien sea un estudioso en carrera de publicidad, marketing, etc., inclusive en periodismo o animación de cualquier índole.  De allí, es de donde se califica el “caer bien o mal” al público oyente.  También de que una publicidad “pegue” o “no pegue”, desviando su objetivo para bien o para mal, debido a la voz utilizada.

😊 Jeje… recordando al “Chavo del 8”, en una escena en que escuchaban la radio, decía “es que le bajamos el sonido, porque el locutor nos cae gordo”.

 

En resumen, …

Como dije antes… “Prácticamente, la mayoría de personas podría aspirar a la locución”, pero… particularmente pienso que todo depende de la actitud personal para poder hablar utilizando un micrófono.  La manera de modular su voz, la gracia que manifieste y la intervención propicia o apropiada según el espacio de programación en radio.   

Además, quien locute debe ser alguien que de alguna manera se prepare, para que no vaya a decir algo “ofensivo” o “reprochable”, afectando la sensibilidad del público oyente.

 

🌐  Siempre estás invitado a preguntarle a los “grandes” google o bing, en caso de que requieras más información.

Espero que esta modesta publicación, sobre las voces de la radio, la de los locutores, cumpla con las expectativas de lo que buscabas.

 


 

Vicente Ramírez Administrator

Me encantan los blogs y todo lo que se puede aprender con ellos.
Me desempeñé como profesor de sistemas informáticos unos años de mi vida. Estudios de Licenciatura en Publicidad y Marketing. Tnlgo. en Sistemas de Computación, enseñando lo poco o mucho que puedo saber y ahora con gusto lo comparto con ustedes.

follow me
Vicente Ramírez

Soy autor y fundador de este sitio. Me encantan los blogs y todo lo que se puede aprender con ellos.

Unos años de mi vida me desempeñé como técnico en una empresa de telecomunicaciones y otros como profesor de sistemas informáticos, enseñando lo poco o mucho que puedo saber y ahora lo comparto con ustedes.

En casa, no le huyo a preparar recetas de cocina, sobre todo si se trata de compartir la mesa con mis hijos. Me gusta  también ver la vida en el proceso de las plantas y el respeto a los animales.

Tengo estudios formales de Tecnología en Sistemas de Computación y Licenciatura en Publicidad y Marketing.  Aunque sobre varias  temáticas me gusta ser autodidacta y experimentar para obtener resultados que pueda compartir de manera confiable.

Sin embargo, respecto a mi formación, regularmente evito me llamen por título y simplemente soy Vicente Ramírez, un instructor, un papá, un amigo.  Y es que en ocasiones he escuchado cuando a alguien le preguntan por su nombre y responde… Mi nombre es “Ingeniero Juan Pérez” o “Master Ana Piguave”, por lo que me pregunto si sus padres le habrán puesto por nombre “Ingeniero” o “Master” (😃 Je, je, je, una cosa es el nombre, otra cosa es la profesión). 

Realmente me apasiona el emprendimiento combinado con la tecnología, por lo que me he dado impulso para gestionar con mi proyecto web actual, plasmando este blog en el que se incluyen varias temáticas.

Así, esta web nace con la vocación de ser un sitio para compartir y divulgar estos conocimientos combinados con el de otros autores que poco a poco se van integrando.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja una respuesta


 

😜 Diviertete con entretenidos Crucigramas y Sopa de letras

RECOMENDADOS

 💙 ♪ Canciones para Papá ♫
 💗 ♪ Canciones para Mamá ♫

 

😅 Chistín Chistín

Ríete con los chistes más chéveres (Blancos, Verdes, Colorados ...)